Workshop «Los básicos de la producción de eventos»

Hoy en día, sea la industria que sea, la capacitación cumple un rol primordial para el logro de objetivos. A través de talleres, cursos, diplomados, workshops, etc., tenemos la posibilidad de adquirir conocimientos, herramientas, habilidades y actitudes para reaccionar de mejor modo a las necesidades de los clientes, actualizarnos en temas específicos de nuestro rubro, interactuar con el entorno laboral, impulsar la productividad y, sobre todo, contribuir a nuestro desarrollo personal y profesional.

En el caso de planners, posiblemente gran parte de la capacitación se dirige a la planificación, desarrollo y coordinación de eventos; a conocer las nuevas tendencias y, en los últimos tiempos, a cómo aplicar los nuevos protocolos de sanidad. Pero poco nos hemos concentrado en aprender sobre el lenguaje que debemos manejar para tener mayor claridad respecto a esos eventos que organizamos y el cómo comunicarnos con nuestros proveedores.

Desde esta perspectiva, el pasado martes 5 de abril llevamos a cabo el workshop “Los básicos de la producción de eventos”, donde Pepe Murad (fundador de Murad Producciones y experto en este giro) nos introdujo en el rol, funciones y responsabilidades de un productor; en la razón por la que éste “no piensa en el qué, sino en el cómo hacer para que las cosas sucedan (ideas puede haber muchas, pero el tema es llevarlas a cabo)”.

Desde los básicos del audio y la música; todo lo que debe saberse respecto al video (tipos de pantalla, formas de aplicarlos en eventos, mapeo, la importancia de la relación de aspecto y software para editar); qué es y cómo hacer un buen rigging (tipos de estructuras comunes; dispositivos de carga como winches, polipastos y motores; el uso de escenarios, templetes, mamparas y cargas); la iluminación como el arte de resaltar lo que se quiere y el cómo permite convertirnos en magos que esconden y hacen que aparezcan cosas (la colorimetría, combinaciones, tipos de luz, tipos de lámparas, iluminación primaria, secundaria, terciaria, cinética…); el uso y opciones para realizar efectos especiales (pirotecnia, confetti blaster, lanzallamas, CO2 booster, humo o niebla, burbujas…); creación de layouts y la importancia de imaginar nuestros eventos en 3D (medidas básicas, pistas y entarimados, programas de diseño, herramientas técnicas –raider, stage pilot, lighting plot, input list…); recomendaciones y aspectos a considerar para el costeo de eventos; la suma importancia del storytelling, el cómo pensar de macros a micros, crear ambientes, las curvas de emociones…; el constante invitar a pensar fuera de la caja, a correr riesgos controlados, a cuestionar el porqué de todo, el navegar contracorriente, el buscar aquello que se denominará como tu propio estilo y te diferenciará del resto, al asumir que “siempre será mejor un lo intenté a un qué hubiera pasado si…”

Al final de cuentas, un curso por demás ameno, sin grandes tecnicismos, con un lenguaje muy directo y con constante interacción, en donde la búsqueda no se quedó en imaginar cada evento de una forma distinta, pensando en todas las posibilidades que nos otorga la tecnología y la producción, sino, también, en que todos quienes estemos involucrados en la organización de un evento podamos hablar un lenguaje común.

Imagen por defecto
Wedsite

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

    • Hola Tania… el artículo es sobre el workshop que se desarrolló el 5 de abril pasado. Te recomendamos estar pendiente de nuestros próximos cursos o actividades a través de nuestras redes sociales. Saludos