“Do’s & Dont’s en la sesión pre-boda”

La sesión fotográfica pre-boda es sin lugar a dudas la ocasión perfecta para tener fotos hermosas como pareja en la cual se muestren de un modo más informal y natural, tal como son en su día a día. También servirá para poder interactuar con su fotógrafo, para poder conocerse a nivel humano, para compartir un poco más de su historia y que todo ese sentimiento pueda ser plasmado en cada fotografía.

Pero hay algunos puntos a tomar en cuenta que pueden hacer la diferencia entre una experiencia hermosa en pareja y algo no tan satisfactorio. Así, basado en mi experiencia como fotógrafo de bodas, les daré algunos consejos sobre qué y qué no hacer en su sesión pre-boda.

De arranque, hablemos sobre aquellos aspectos que pueden lograr una sesión exitosa:

  • Realicen la sesión en algún lugar que sea importante para ustedes… aquel sitio en el cual se comprometieron o que les encante a ambos. Si es un lugar especial seguramente lo disfrutarán y se notará en las fotos
  • Utilicen prendas que vayan con su estilo… si su “look” es más informal no lo fuercen ni traten de vestir con prendas elegantes con las que solo se sentirán incómodos
  • Lleven al menos dos “outfits” a la sesión… pueden elegir dos atuendos diferentes y prendas con tonalidades que se puedan complementar y así habrá variedad en las fotos 
  • Consideren la idea de llevar complementos los cuales puedan darle mayor personalidad a sus fotos… desde sombreros, lentes, bufandas, hasta letreros con el ya clásico «Save the Date”
  • Pueden aprovechar la sesión para incorporar gustos o pasiones comunes… por ejemplo un paseo a caballo, incluir a sus mascotas en la sesión o tanto más.

Ahora, qué es aquello que comúnmente NO ayuda mucho para la sesión: 

  • Llevar a muchas personas a la sesión… aunque pudiera parecer buena idea llevar amigos o familiares para que los acompañen y pasar un buen rato con ellos, la verdad es que su presencia puede evitar que ustedes puedan actuar de la manera natural en que lo harías ustedes solos
  • Llevar demasiados “outfits”… más atuendos de los necesarios (y la obvia necesidad de estarlos cambiando) puede quitar mucho tiempos a la sesión, tiempo que podría usarse para hacer más fotos 
  • Llegar tarde… ser puntual es fundamental para todo, pero en el caso de una sesión fotográfica es fundamental por cuestiones de iluminación. Llegar fuera del horario establecido obligará a hacer todo con prisa y sin el tiempo necesario para tan importante momento 
  • Evitar ropa con colores demasiado vibrantes… la sesión debe girar en torno a ustedes, no en la indumentaria (en ese mismo sentido, eviten prendas en donde predominen logos, marcas o elementos demasiado llamativos)

Queda claro pues que todo lo anterior no son reglas inquebrantables que cada pareja debe cumplir al pie de la letra pero sí consejos los cuales podrían ayudar a que esta sesión tan importante salga de la mejor forma posible.

Al final de cuentas el consejo más importante es que sean ustedes mismos, que no vayan a la sesión pensando que deben hacer algo raro o forzado para tener fotos increíbles. Únicamente tienen que mostrarse tal como son y tal como llegaron a enamorarse uno del otro. Llegar a la sesión, olvidarse de todo y de todos y aprovechar esos momentos para disfrutarse, para derramar miel con ese amor tan bonito que el fotógrafo deberá saber captar y mostrar en cada imagen.

Milo Jaimes, Wedding Photographer 
bodas@milojaimes.com 
www.milojaimes.com

Suscríbete a nuestro newsletter

Milo Jaimes

Milo Jaimes

Comparte

Share on facebook
Share on whatsapp
Share on twitter
Share on linkedin
Share on pinterest
Share on email

Comentarios

Nos encanta saber lo que piensas de nuestros artículos, déjanos aquí tus opiniones.

Respuestas

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados